Sin Dominga y con Tiltil.

El sistema de evaluación de impacto ambiental (SEIA), es perfectible en el tiempo. De hecho, ya evolucionó alguna vez en Chile y fue gracias a la ley 20.417.  A pesar de esas mejoras, aún tenemos aprobaciones ambientales que no entusiasman, el caso del relleno en Tiltil, por ejemplo. O, por otro lado tenemos desaprobaciones que gustan, como los casos de Barrancones y Dominga. Dónde mandan factores políticos y estadísticas de aprobación presidencial, que con esa decisión lograr disparar popularidad, e incluso eclipsar a futuros candidatos disponibles.

Mire, esto es simple. Cuando hay un proyecto que ingresa al SEIA por obligación, este tiene una forma de tipo A. Se evalúa y sale B pero mejorado, o se puede decir que A, no era tan bueno y que sin siquiera alcanzar B, este no puede ser aprobado .

Entrenando ya a un plano hipotético ¿Y si pasa que el Tribunal Ambiental, el encargado de dirimir controversias respecto a estos casos, decide que corresponde otorgar la calificación favorable?.

Para algunos esto podría ser considerado como el Tribunal Constitucional del medio ambiente. Odiado y mirado como antidemocrático. Una FIFA ambiental. Claro que en el caso ambiental igual se puede llevar a la corte suprema. El olimpo del derecho.

wp-image-972673734

Power to the people que va a de a pié.

Hay un factor que es recurrente. Que puede determinar el futuro de un proyecto pueda lograr ser calificable y ejecutable. Y es, la sensación de la gente, ese factor humano que posee emocionalidad.

La política es otro factor influyente, los lazos de grupos económicos con la política. La relación de poder. Entonces un sistema técnico, se debe acomodar dentro de este mundo caótico emocional y social. Entonces:

¿Cómo diseñamos un país ambientalmente desarrollado con esos factores influyentes?

Si le digo que ahora, hasta las políticas públicas pueden ser evaluadas. Sí, con la evaluación ambiental estratégica, el EAE, una herramienta que se encuentra vigente en Chile.

La EAE es una esfera superior que toma elementos de la sostenibilidad de las políticas públicas y la relación con el territorio (1).

Sabemos Ud. y yo que no tenemos un territorio infinito y que no existen recursos inagotables. Qué la gente nace y muere. Que existen migraciones. Que vivimos un cambio climático.

Por ejemplo preguntamos si se ha sometido a EAE algo en la Región del Biobío. La respuesta es afirmativa. El Plan Regulador Regional del Biobío si fue evaluado estratégicamente (http://eae.mma.gob.cl/index.php/ficha/buscar_detalle_ficha/332).

Con estas herramientas de evaluación ambiental a diferentes escalas, ya podemos saber hacia dónde queremos llegar, y que país queremos desarrollar sosteniblemente.

(1) La EAE, busca promover y acompañar, desde sus primeros pasos, la incorporación de consideraciones ambientales en Políticas Públicas y Planes con miras a impulsar la planificación sustentable en el país. En este sentido, esta herramienta permite mejorar por ejemplo, el enfoque ambiental de los Instrumentos de Ordenamiento Territorial, entregando como resultado un uso de suelo más eficiente y permitiendo conocer, en forma temprana, las limitantes territoriales existentes que deben ser consideradas para obtener una adecuada planificación. fuente: http://portal.mma.gob.cl/evaluacion-ambiental-estrategica/

 

Sr. Trump, la educación mantendrá nuestro mundo.

La única manera de detener la extinción de nuestro mundo, es utilizando a la educación como medio de evolución y desarrollo sustentable.

20170604_150253

En nuestra historia de evolución, como especie hemos cometido errores y hemos aprendido de ellos.

DSC_0294

Durante la historia de nuestra especie han surgido una diversidad de pensamiento,  que logra crear cosas nuevas. Que nos abren las mentes y podemos dar soluciones a los problemas.
DSC_0296

Como son los problemas que sufre nuestro ecosistema llamado tierra.

DSC_0297

Hoy se conmemora el día mundial del medio ambiente, Sr. Trump.  Nosotros lo protegemos todos los días, con educación y acción.

 

¿En qué mundo vives? 

Todo empieza con una pregunta.

Es un libro de tipo mural, que además es una guía que explica con una fácil narrativa, el origen de nuestro planeta tierra.

Al leer la introducción del libro te sientes como si estuvieras leyendo algo así como un abstract de publicación científica, pero para niños, aquellos que ya pueden leer de manera fluida.

El lenguaje usado en las columnas de este paper amistoso para niños, te invita a viajar por cada etapa o acontecimientos que a formado nuestro ecosistema planetario, incluyéndonos a nosotros los humanos.

La lectura te lleva a sentir, desde el Big Bang , pasando por la formación geológica de la placas tectónicas, la germinación de la vida por moléculas biológicas, hasta los dinosaurios, Napoleón, Colón y Obama.

Y cuando el incendio acabe. ¿Qué hacemos?

Mirando el panorama más general de los eventos ambientales catalogados como de gran escala:  tales como floraciones algales que duran por periodos largos y afectan recursos naturales de consumo humano, o incendios forestales descontrolados en diferentes latitudes del país, o incidentes ambientales de escala regional. Estos eventos producen que los equilibrios sociales sean desbalanceados, generando un sentimiento de injusticia socio ambiental en la comunidad.

¿Es fidedigna esta información? Calendario en hogar rural afectado por cercanía a incendios forestales.

Mientras en redes sociales y prensa hay una guerra de declaraciones contradictorias, entre coaliciones políticas para llevar a la confusión. Incluso con alegaciones a grupos étnicos o de nacionalidades extranjeras organizadas, que estarían siendo responsabilizados.

Pues bien, estamos entonces frente a un dilema de la vida.

O nos damos cuenta de que hay que detenerse a analizar al siguente paso a tomar; si es que queremos sobrevivir como especies.

O nos dejamos llevar por los impulsos egoístas de aquellos que nos quieren derivar a una debacle.
Hay que tomar partido entonces. Es decir, decisiones.
Nosotros hemos decidido contribuir a restaurar los ecosistemas, los cuales van mejorar condiciones de vida de las comunidades.

Con un pequeño gesto todo comienza.
Nuestro deber entonces es educar e informar a la comunidad con datos científicos de manera sencilla, y de cómo pueden contribuir con el medio ambiente.

También es nuestro deber poder restaurar los ambientes degradados y enseñar a la comunidad a poder cuidar esos ambientes.

La jardinería urbana como restauración ambiental

Al tener la necesidad tanto terapéutica y estética, de poder contemplar plantas en nuestro balcón, con mi familia comenzamos a restaurar una jardinera que existe fuera de nuestro departamento moderno. Escaso en espacio útil para este tipo de cosas.

Estas jardineras se encontraban con tierra lavada sin nutrientes y unas plantas ornamentales enfermas con plaga de «chupón». Esto fue hasta mayo de este año. Desde ahí decidimos que los restos orgánicos de nuestros alimentos fueran depositados ahí y que la lluvia y los organismos degradadores hicieran el resto.

Paralelamente en la Feria de Collao, compramos una Nalca y la trasplantamos en la jardinera. También plantamos especies de plantas de hojas  suculentas.

Ya entrado la fase final del invierno, sembramos semillas de lechuga, perejil y rabanitos. Los cuales en septiembre comenzaron a crecer y ahora se encuentran  con vainas que contienen semilllas.

El experimento – terapia, ha dado buenos resultados. Hemos recuperado un área, que por muy menor que sea, se ha convertido en un micro-ecosistema, donde cohabitan insectos y plantas, al igual que plagas como la del caracol , la cual ha sido devastadora con una planta de zapallo, la cual hicieron desaparecer.

La idea desde un principio fue elevar el sitio degradado a un estándar mayor. Correspondiendo a una primera fase o estadio de restauración. Esto se ha logrado con muy pocos recursos. Esto es un primer paso.

img_3325